Si tienes una cardiopatía congénita vale la pena que sepas de qué va