Proyecto de acogida a personas ucranianas que huyen de la guerra

Dada la situación actual que está viviendo la población de Ucrania, ampliamos el proyecto “Cors Valents” para acoger y acompañar las familias ucranianas que huyen de la guerra y también apoyamos a las familias acogedoras.

“¡Hemos pasado un día muy agradable!”
“Muchas gracias por los consejos, sugerencias, ayudas…”

Estos son algunos de los mensajes que recibimos en el grupo de whatsapp de las familias acogedoras de personas ucranianas después del encuentro que hicimos el domingo 8 de mayo dentro del proyecto de acogida a personas de Ucrania de la Fundación CorAvant.

El Puente románico de Esplugues (Castellcir) fue el lugar escogido para el encuentro, porqué la gran mayoría de familias ucranianas están viviendo con familias del Moianès (Moià, Castellterçol, Castellcir, Sant Quirze Safaja). Aún así, dentro del proyecto de la entidad, también hay familias acogedores en Osona (Cantonigròs), Vallès Oriental (Lliçà de Vall, Bigues i Riells), Vallès Occidental (Viladecavalls), Baix Llobregat (Pallejà) y Barcelona.

Nios encontramos a las 11:30 horas en Castellterçol y fuimos caminando hasta el Puente Románico de Esplugues (Castellcir). Fue un paseo cómodo y fácil para todos, por un camino verde y llano. Una vez allí, y después de comer, mientras los más pequeños y pequeñas disfrutaban con los voluntarios y voluntarias payasos y payasas de hospital de la Fundació CorAvant, ofrecimos a las familias acogedoras y acogidas un espacio de charla, acogida y acompañamiento.

La charla tuvo una parte prácitca, dirigida por Roser Galí, técnica del área de atención a las personas del Consell Comarcal del Moianès; y Dolors Elias, consejera de dinamización comunitaria, salud, migraciones y gente mayor del mismo Consell Comarcal.

Galí y Elias explicaron los procesos y procedimientos de los diferentes recursos institucionales de que disponen las familias como, por ejemplo, Servicios Sociales, Servicio de Ocupación, Servicio de Alimentos y roperos de Càritas… Fue una explicación muy próxima y amena, que resultó muy útil para todas las familias.

El equipo de la Fundación CorAvant hablamos de la acogida, de las relaciones que se establecen entre familias, de aceptar que la convivencia entre familias catalanas y ucranianas genera cambios y alteraciones del ritmo de vida y la dinámica familiar, de como podemos normalizar los conflictos cotidianos que puedan surgir debidos a las diferencias culturales, de idioma… y de qué recursos podemos usar cuando las cosas no van bien.

También hablamos del respeto, de los derechos y deberes de las familias, de qué se espera de la familia acogedora: incertidumbre, improvisación y resolución; y de qué se espera de la familia de acogida: que trabajen conjuntamente con la familia acogedora.

Las familias catalanes del proyecto de acogida a Ucrania de la Fundación CorAvant están haciendo mucho, pero este nivel de intensidad no puede durar eternamente..

Desde el Consell Comarcal del Moianès y la Fundación CorAvant animamos a las familias a elaborar planes conjuntos con las familias ucranianas para dar apertura a una siguiente fase: la formación o inserción laboral de las personas de Ucrania.

La mayoría de las familias ucranianas del proyecto de acogida de la Fundación CorAvant son madres con hijos e hijas, pero también tenemos tres familias con una abuela, y otras con una hermana y un padre.

Todas ellas ya tienen el NIE y están empadronadas aquí. Los niños y las niñas ya van a la escuela y tienen becas para el comedor y también para algunas actividades que se llevan a cabo dentro del horario escolar.

Nos encontramos con tres casuísticas de familias:

  1. Las que quieren volver a Ucrania enseguida que puedan.
  2. Las que ya se han ido, o tienen previsto hacerlo, a otros países de España o Europa porqué allí ya tienen contactos que las pueden ayudar.
  3. Las que se quedarán aquí.

Tanto en la primera como en la última casuística es muy importante trabajar su autonomía personal y económica, ya sea mediante la formación o la inserción laboral.

Encuentro de familias acogedoras y familias ucranianas acogidas

El domingo 8 de mayo hemos organizado un encuentro de familias. Nos encontraremos en Castellterçol, allí dejaremos los coches, e iremos caminando hasta el Puente románico de Esplugues (Castellcir). Allá, comeremos de picnic y por la tarde haremos una charla para las familias y los más pequeños podrán disfrutar de una actuación de payasos.

Esperamos que haga buen día porqué el sitio que hemos escogido invita mucho a compartir y relajarse. Los niños y las niñas podrán correr libremente y disfrutar del espacio, mientras los mayores podremos compartir vivencias y experiencias.

La Fundación CorAvant continúa trabajando para acoger familias ucranianas con necesidades especiales

Desde la Fundación CorAvant, continuamos recibiendo mensajes de familias que quieren acoger familias ucranianas. Nuestra tarea consiste en ir registrando sus datos en un listado de reserva y luego cuando veamos que necesitamos más familias, nos pondremos en contacto con ellas para iniciar el proceso de selección como familia acogedora. Esta selección se hace teniendo en cuenta el perfil de cada persona o unidad familiar para juntar familias ucranianas y catalanas que tengan un perfil semejante. También tenemos en cuenta que las familias acogidas estén cerca las unas de las otras para poder mantener el contacto. Actualmente, tenemos un potencial de 30 familias acogedoras.

En estos momentos, la Fundación tiene varios frentes abiertos para acoger familias ucranianas con necesidades especiales. Estamos en contacto con:

  • El jefe de cardiología de Lviv y con el jefe de pediatría, para que los niños y niñas en lista de espera que no podrán operar allá puedan venir hacia aquí a hacerlo. Una vez tengamos conocimiento de cuántas criaturas se tienen que operar, determinaremos si lo podemos asumir en Catalunya, o los tendremos que repartir con el resto del Estado (Madrid, Bilbao, Andalucía y València).
  • La organización Salam Lab, que es la que tiene la mayoría de centros de acogida de Polonia, para que puedan informarnos de las familias que hay con necesidades especiales, porque si quieren venir a Catalunya, puedan hacerlo.
  • La directora general de Migraciones.

Todas estas fuentes son las que nos pueden llevar en los próximos días más familias que quieran venir hacia aquí.

El día a día de las familias ucranianas y las familias de acogida

Las 17 familias ucranianas acogidas a través del proyecto de la Fundación CorAvant y las familias de acogida están recibiendo atención personalizada según sus necesidades específicas. Cada familia es un mundo y es necesario que las atendamos individualmente.

Las familias acogedoras nos explican que en su día a día viven las diferencias de costumbres y de cultura que tienen las familias ucranianas. Por ejemplo, en los hábitos alimentarios, comen cuando tienen hambre, no están acostumbrados a entablarse para almorzar, comer, merendar y cenar como hacemos nosotros. No tienen horarios establecidos, y cocinan de manera muy diferente, tanto en alimentos como en métodos de cocción.

Atendemos de manera personalizada cada familia ucraniana y su familia de acogida

La semana del 28 al 31 de marzo, Rosa, Gemma, Xavier y Maria, han ido a visitar las familias del proyecto de acogida a personas de Ucrania que huyen de la guerra de la Fundación CorAvant.

Todas ellas explicaban que una de las cosas que están haciendo más es enseñarles catalán. Las recién llegadas muestran mucho interés en aprender el idioma. Algunas familias, incluso, se las han ingeniado llenando la casa de notas adhesivas con el nombre de cada cosa en catalán y en ucraniano.

Desde la Fundación CorAvant también les animamos a aprender la lengua y a descubrir los rincones de los pueblos donde se alojan. Y también les damos mensajes de calma y esperanza en cuanto al permiso de trabajo, puesto que es un proceso más lento de lo que ellas se esperaban.

Por otro lado, estamos preparando un encuentro de familias para poder hacer un nuevo reencuentro todas juntas.

La Fundación CorAvant continúa con la acogida de familias ucranianas

El sábado 26 de marzo, a través de nuestro proyecto de acogida a personas ucranianas que huyen de la guerra, llegaron las siete familias con hijos e hijas que tienen discapacidades múltiples de la frontera de Ucrania a Valencia con un avión militar del Gobierno de España.

Este nuevo hito ha sido posible gracias al trabajo conjunto con el Ministerio de Defensa, Oksana, Gemma P, Elena A, Rosa Armengol y Mireia Salvador.

Desde la Fundación CorAvant seguimos con la acogida de familias ucranianas que tienen hijos o hijas que tienen diagnosticada una patología. Ahora estamos haciendo los trámites para que una familia de médicos de Madrid acojan una niña de cuatro años y su familia de Kiev para que pueda seguir con su tratamiento, y también de un niño con el Trastorno del Espectro Autista (TEA). Y Oksana y Gemma P están en contacto con más familias.

El proyecto de acogida a personas ucranianas sigue y se amplía

Ya hace casi una semana que las familias ucranianas que vinieron con el autocar están con las familias de acogida. Unas y otras, poco a poco, van estableciendo complicidades. Queremos que las familias ucranianas se sientan seguras y que vayan venciendo las incertidumbres lógicas de quienes llegan a un país lejano. En cuanto a la comunicación todas ellas han tenido que poner en marcha muchos recursos personales y algunos de ellos muy ingeniosos.

Ahora, desde la Fundación CorAvant estamos haciendo el seguimiento individualizado con cada una de ellas, junto con la traductora Maria Tieplova.

Desde la entidad también estamos preparadas para recibir y atender a otras familias que vienen hacia aquí a través otras vías. Gemma Poca está en contacto con la ONG Acción Norte que, desde Cracovia, nos va enviando más familias. Ahora, de forma más inmediata, estamos esperando que lleguen una madre con tres hijos y una chica de veintiún años. También sabemos que hay siete familias que tienen niños y niñas con pluridiscapacidad y hemos contactado con una pediatra que está en Ucrania para conocer cuál es su situación. Junto con el Ministerio de Defensa de España estamos tramitando que todas ellas puedan venir hacia Valencia.

La guerra de no se acaba y parece que va para largo.

¿Cómo hemos hecho la selección de las familias de acogida para las primeras familias ucranianas que ya están a nuestro país?

La selección de familias de acogida para las personas que vinieron con el autocar desde Cracovia se hizo teniendo en cuenta el perfil de cada persona o unidad familiar. Hemos juntado familias ucranianas y catalanas con un perfil parecido.

También hemos tenido mucho en cuenta los vínculos que las familias ucranianas habían creado en los centros de acogida donde estaban en Polonia y también durante el trayecto hasta Barcelona. Queríamos que las familias que habían tenido más relación estuvieran cerca y, por eso, hemos buscado familias de acogida que vivieran cerca para que pudieran mantener el contacto unas y otros.

Desde la entidad, hemos hecho una selección muy cuidadosa y personalizada porque no queríamos romper estos vínculos, ya que sabíamos que harían más fácil la adaptación de las familias recién llegadas a nuestro país.

Las familias ucranianas ya están con las familias de acogida

Tal como estaba previsto, el sábado 19 de marzo, el autocar llegó a Barcelona.

El encuentro en la Parroquia de Santa Eulàlia fue un momento lleno de magia e intriga alrededor de preguntas como, por ejemplo, “¿Cómo será mi familia de acogida?”, “¿cómo será el lugar donde me alojaré?”.

Cuando, por fin, las familias ucranianas pudieron poner cara a las familias acogedoras, vencieron otra incertidumbre. Estas mismas recreaciones en el imaginario también se daban en las familias acogedoras.

Quiero comprender lo que me dicen las voluntarias de la Fundación CorAvant sobre los trámites legales que tengo que hacer. Estoy muy cansada y me cuesta mantener la atención. Tengo mucho ajetreo. Todas tenemos muchas preguntas que hacer, dudas a desvanecer. El traductor se esfuerza en vehicular preguntas y respuestas bidireccionales. Los de la Fundación nos han dado un dosier del proyecto de acogida en ucraniano. Cogen nuestro agotamiento y nos dicen que no hay prisa, que ya responderemos el cuestionario y el resto. Las familias acogedoras también tienen el mismo dosier y se prestan a ayudarnos una vez llegamos a casa.

Olina

Las familias acogedoras llevaron dulces y bebidas calientes para los invitados. Fueron a recibirlos al pie del autocar y les ayudaron a cargar las maletas a los coches que les llevarían a casa.

Desde que llamamos para acoger una familia que huye de la guerra, hemos entrado en una nueva dimensión. Hemos hablado mucho de esto en casa. Nuestra vida en común había entrado en una rutina sin sustancia. Siento una empatía indescriptible para estas mujeres que huyen. Me he sorprendido la respuesta de mi pareja. Nuestra vida necesitaba un revulsivo y la acogida de esta familia puede ser un nuevo impulso. Tengo la percepción, en su mirada, en el tono de su voz, en sus caricias. Hemos recuperado la ternura que se había ido sin darnos cuenta, arrinconándose en el fondo de la cajonera de nuestras vidas.

Marta

En la mayoría de familias acogedoras son las mujeres las que han tomado la iniciativa. De mujer a mujer será fácil tejer complicidades.

El equipo de apoyo de la Fundación CorAvant está preparado para echar una mano a las familias: psicólogas, trabajadoras sociales, equipo de traductores y voluntariado. Somos una entidad pequeña que hemos asumido un reto de una dimensión considerable. Nuestros principios son sólidos y acontecen el palo de pajar que apuntala nuestros compromisos.

En la despedida con los voluntarios y voluntarias que los han acompañado durante todo el viaje desde Cracovia, las sonrisas, los agradecimientos y los abrazos no ha faltado. Todo muy emocionante.

Ahora, a pesar de que se han disipado algunas incertidumbres, continúan preguntándose: ¿Cuándo podremos volver a casa? ¿Cuándo podremos volver a abrazar a los nuestros?

El autocar dirección Barcelona ya ha salido de Cracovia

Hoy, viernes 18 de marzo, por la mañana, a las 7.15 horas, el autocar ya ha salido de Cracovia hacia Barcelona.

Nos espera un viaje largo. La previsión que tenemos es que llegue el sábado al mediodía.

Durante el trayecto, los niños y las niñas podrán distraerse con los cuadernos, rotuladores y algún pequeño juguete que nuestro equipo de voluntarios y voluntarias llevó. Eran donaciones recaudadas en Moià y en una escuela de Barcelona.

Las persones adultas han recibido las tarjetas de prepago para que puedan llamar a sus familias. La sonrisa ha sido generalizada.

centro de acogida Cracovia

Ya estamos instalados en el centro de acogida

El miércoles 16 de marzo instalamos nuestro meeting point en el centro de acogida de la calle Kopernika, 21.

Atendimos a una gran cantidad de familias que necesitaban ampliar la información que ya les habían dado Gemma Poca y Txema Pluvins. Otras, ya venían con la decisión tomada, tan solo hacía falta tomar nota de sus datos para registrarlas.

Kopernika es un antiguo hospital ahora habilitado para acoger familias ucranianas. Es un lugar de paso de gente que llega cargada de maletas, bolsas, criaturas y alguna mascota. Gente que entra y sale. Aún así, es un lugar bastante silencioso. La gente hace cola a la hora de distribuir la comida de forma disciplinada. Es sencillo, austero, limpio y ordenado. Los voluntarios y voluntarias atienden amablemente las demandas.

Todo está en marcha. Angustias e incertidumbres están a la vista. Se te arrapan a la piel.

Lo que pasa aquí no es normal. Nada es normal.

Hoy, jueves 17 de marzo, volveremos otra vez al centro y retomaremos el hilo embastado que dejamos ayer. Más familias. Más entrevistas hasta llenar el autocar. Preparar instrucciones para el viaje. Visualizar los detalles de cómo acomodaremos a la gente, prioridades… Nuestros invitados e invitadas necesitan vernos organizados, les da confianza y seguridad. Nosotros en todo lo que hacemos es lo que queremos transmitir.

El autocar ya ha salido de Barcelona dirección Cracovia

Hoy, miércoles 16 de marzo, de buena mañana el autocar ya ha salido de Barcelona hacia Cracovia.

Un equipo de voluntarios y voluntarias ha cargado las provisiones necesarias para la travesía. Estas provisiones fueron recaudadas en Moià y en una escuela de Barcelona. También se llevan cuadernos, rotuladores y algún pequeño juguete para entretener la chiquillería durante el viaje. Y veinticinco tarjetas telefónicas de prepago para que las familias ucranianas se puedan comunicar con los suyos.

Esperamos que estén de vuelta a finales de semana.

¡Ya tenemos otro objetivo conseguido y en menos de una semana!

Los Xaviers ya están en Cracovia

Xavier Moya y Xavier Palau ya están en Cracovia y se han encontrado con el resto del equipo: Gemma Poca y Txema Pluvins a Rynek Glowny, la gran plaza del centro histórico. Los cuatro han planificado cómo harán la recogida de datos y las invitaciones a las familias ucranianas que quieran sumarse a nuestro proyecto de acogida.

Los polacos se han abocado a acoger el éxodo incesante de personas que huyen atemorizadas. Por todas partes hay banderas de Ucrania que ondean junto con la bandera polaca. Incluso, gran parte de la ciudadanía lleva un lazo a la solapa con los colores de la bandera: amarillo y azul. ¡Cuánta fraternidad!

Gemma y Txema ya han hecho muchísimo trabajo y ya tenemos unas cuántas plazas de autocar comprometidas (aproximadamente el 23 %). Nuestro objetivo es volver a casa muy llenos.

Ahora toca ir a los centros de acogida donde se concentran la gran mayoría de las familias.

Dos voluntarios preparados para viajar a Cracovia

Xavier Moya y Xavier Palau marchan el martes 15 de marzo hacia Cracovia, para apoyar la labor de Gemma Poca, voluntaria de la entidad acreditada para trabajar en los centros de acogida de la ciudad. Informarán a la gente que está interesada en viajar a nuestro país y organizarán el viaje del autocar sobre el terreno para que esté todo preparado para poder volver, si todo continúa igual, a finales de semana.

¡Buen viaje Xaviers y muchas gracias!

Carrera contrarreloj preparando el autobús

Si nada cambia, el autocar saldrá el miércoles 16 de marzo de buena mañana, rumbo a Cracovia. Gracias a la donación de un grupo de comerciantes de Moià y de un grupo de voluntarios liderados por Cecília Gómez, patrona de la fundación, tenemos toda la comida y bebida necesaria para el viaje de vuelta.

Hemos habilitado un espacio en Horta donde un grupo de voluntarios y voluntarias están preparando desde el lunes 14 de marzo por la mañana, 48 kits con todo lo necesario para el viaje. También se está organizando el entretenimiento, serán muchas horas de viaje: Juguetes, hojas de papel, lápices y rotuladores para los más pequeños y películas en ruso y ucraniano por los adultos.

Es sorprendente la capacidad de implicación y solidaridad que tiene la gente de nuestro país.

¡Ya llegó la primera familia ucraniana!

El domingo 13 de marzo llegó la primera familia ucraniana. Una madre con dos hijos de dos y cuatro años y su abuela.

Dos psicólogas de la Fundación CorAvant les llevaron con la familia de acogida. Ahora ya están instalados, empadronados y pronto les visitará un cardiólogo de la unidad de cardiología pediátrica del Hospital Vall d’Hebron.

Ha sido un proceso logístico un poco diferente del proyecto del autocar porque los dos niños necesitan una atención medica especial. Llegaron domingo por la mañana vía Berlín. Dos chicas leridanas residentes en Berlín la fueron a buscar de madrugada a un pueblo fronterizo con Polonia y la llevaron directamente al aeropuerto. Hemos seleccionado una familia de acogida donde hay una profesional de la salud y una población del entorno urbano de Barcelona por las necesidades específicas de los dos niños. Ya están instalados y empiezan a situarse.

Queremos agradecer la labor de todas las personas voluntarias que han hecho posible que esta familia se sienta, finalmente, acogida.

Ayúdanos a traer a nuestro país a personas ucranianas que huyen de la guerra

La Fundación CorAvant y un grupo de entidades sensibles a la situación que está viviendo el pueblo ucraniano nos estamos organizando para enviar una autocar a Cracovia para recoger a 48 personas que han huido de Ucrania a causa del conflicto bélico. Una vez el autocar llegue a Barcelona, ya tenemos seleccionadas unas familias para acoger a estas personas. Por acoger entendemos, alojarlas, acompañarlas y ayudarles en todo aquello que necesiten con el apoyo de las entidades organizadoras hasta que entren en el circuito oficial de las administraciones que esperamos sea relativamente pronto, aunque no podemos hablar de plazos.

Ya hemos conseguido la acreditación para actuar sobre el terreno. Por el momento, tenemos una voluntaria, también acreditada, trabajando en Cracovia y a dos voluntarios que viajarán el martes 15 para darle apoyo necesario y acompañar a las personas que viajarán en el autocar de vuelta a Barcelona.

El autocar que teníamos previsto salir el domingo, finalmente, si no pasa nada, saldrá el miércoles. Nuestra previsión es que estén de vuelta para final de la semana que viene, estamos haciendo todo lo posible, pero nada es seguro. La situación es muy cambiante y cada momento es crucial.

Hasta el momento, hemos cubierto los gastos básicos del autobús, pero todavía queda mucho para hacer, seguimos preparando el viaje y la acogida de las familias.

Colabora:

Bizum: 00802 Fundació CorAvant

Dentro de la aplicación, busca la opción de hacer un donativo o aportar a una causa solidario y después introduce el código 00802, que es el que corresponde a la Fundació CorAvant.

o una transferencia: ES15 2100 0812 1102 0075 6055 (concepto: DONACION UCRANIA)

Como fundación, estamos obligados a declarar tu donación, por favor, envíanos tus datos (nombre completo, DNI y dirección postal) a coravant@fundaciocoravant.org y podrás desgravártela* a la próxima declaración de la renta.

Muchas gracias de todo corazón

* A partir del 1 de enero de 2020, las personas físicas que realicen donaciones tendrán derecho a la deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del 80 % por los primeros 150 euros. A partir de esta cifra, la deducción es del 35 % o del 40 % si en los dos ejercicios anteriores se hubieran realizado donaciones con derecho a deducción a favor de la misma entidad. La deducción tiene un límite del 10 % de la base liquidable del impuesto. Las entidades jurídicas tienen una deducción del 35 % de su aportación según los límites legales vigentes. Las donaciones fidelizadas durante un mínimo de tres años, tienen derecho a una deducción en el Impuesto sobre sociedades del 40 %.

Los inicios del proyecto de acogida a personas de Ucrania

Todo empezó con una llamada desde Polonia de Gemma Poca, voluntaria del proyecto de cooperación internacional que nos informaba que la situación era muy critica, que había mucha gente para evacuar y que conocía una familia con hijos con cardiopatía que tenían que recibir atención médica especializada.

El patronato de la Fundación CorAvant y la junta de AACIC estuvieron de acuerdo en liderar un nuevo proyecto de acogida a personas de Ucrania y con el soporte de otras entidades, un grupo, cada vez más numeroso de voluntariado y el contacto directo con la Secretaría de Inmigración de la Generalitat de Catalunya empezamos a trabajar.

El objetivo del proyecto es proteger y acoger a personas que están huyendo de Ucrania debido a la guerra:

  • Protección es la que ofrece la Comunidad Europea con la decisión de tratarlos como ciudadanos europeos de pleno derecho (www.cear.org)
  • Acogida entendida como alojamiento, acompañamiento emocional y ayuda en todo lo que puedan necesitar.