ARCHIVE.PHP

Las cardiólogas pediátricas Queralt Ferrer y Paola Dolader visitan los campamentos de refugiados saharauis

Queralt Ferrer y Paola Dolader, cardiólogas pediátricas del Hospital Universitari Vall d’Hebron, son desde el martes 19 de marzo en los campamentos de refugiados saharauis de Smara, Auserd y Aaiún.

Las doctoras han tenido la visita del ministro de Salud del Polisario y han podido conversar con el Dr. Abderrahman, el pediatra de referencia del proyecto; y con el Dr. Jatra, que también vive a los campamentos y trabajan juntos. (Los tres, junto con las cardiólogas, aparecen en la fotografía de portada)

Con el proyecto de cooperación internacional Cors Valents, que llevamos a cabo la Fundación CorAvant y el Hospital Universitari Vall d’Hebron, queremos disminuir la mortalidad infantil en el Sáhara occidental, sobre todo por cardiopatía; y también queremos aumentar la calidad de vida de los niños procurándolos una mejor solución quirúrgica y farmacológica a su situación inicial.

Desde el equipo de la Fundación CorAvant queremos dar las gracias a las doctoras por su predisposición y la tarea cumplida; y a todo el equipo de cardiología pediátrica del Hospital Universitari Vall d’Hebron para hacer posible que ellas pudieran desplazarse en el Sáhara occidental.

Este viaje ha sido financiado por la subvención del Zero7.


Dos cardiólogas pediátricas visitan cuatro campamentos de refugiados del Sáhara Occidental

A finales de noviembre, la Dra. Queralt Ferrer y la Dra. Paola Dolader, cardiólogas pediátricas del Hospital Vall d’Hebron, se desplazaron hasta el Sáhara Occidental para visitar niños y niñas con cardiopatía. Algunos ya tenían el diagnóstico y se les hizo visita de control; a otros, los médicos de los campamentos tenían sospechas de diagnóstico de cardiopatía y se les verificó haciendo un control más preciso, y en algunos no se confirmó la cardiopatía; y también visitaron a aquellos niños y niñas a quienes se tenía que controlar su evolución médica después de la operación.

Las cardiólogas pediátricas también hicieron prescripción de tratamiento farmacológico en los casos que lo requerían, y priorizaron aquellas niñas y niños a quienes se tenía que evacuar hasta el estado español para intervenirlos quirúrgicamente. En todo momento estuvieron acompañadas por el Dr. Abderrahman, que es el pediatra de los campamentos y quien lleva el control de algunos de estos niños y niñas durante el año.

Este ha sido el segundo viaje dentro del proyecto Cors Valents en el Sáhara Occidental. El primero fue en 2018 y fueron el Dr. Ferran Gran y la Dra. Laura Marfil, cardiólogos del Hospital Vall d’Hebron, quienes se desplazaron para hacer los controles a los niños y niñas. Durante estos dos años (del 2018 al 2022) a la base de datos se recogieron 48 niñas y niños con diagnóstico de cardiopatía, ya que cada año aparecen más casos.

En el viaje que las doctoras Ferrer y Dolader hicieron durante el mes de noviembre pudieron visitar 39 criaturas:

  • 15 ya las teníamos a la base de datos inicial, a pesar de que había 33, pero 18 familias no se pudieron desplazar hasta los cuatro campamentos de refugiados donde se hicieron las visitas médicas.
  • Hubo 24 niños que se hicieron el control por primera vez.
    • A 11 se les dio el alta después de valorar que no había ninguna cardiopatía, puesto que la mayoría tenían un soplo que no requiere seguimiento posterior.
    • A los 13 restantes se les ha incluido en la base de datos para hacer seguimiento o iniciar los trámites para su evacuación y poderlos intervenir quirúrgicamente en el estado español.

Actualmente, a la base de datos tenemos 68 niños y niñas del Sáhara Occidental. Algunos están en seguimiento de su cardiopatía, otros están pendientes de iniciar los trámites para su evacuación, o bien ya están evacuados en el estado español; y también hay niñas y niños a quien hemos visitado y ya tienen el alta médica.

Las cardiólogas pediátricas se sintieron muy bien acogidas durante su estancia, tanto por parte de las familias como por parte del equipo médico de los campamentos de refugiados. Las familias saharauis también estuvieron muy contentas y agradecidas por su visita, hasta del punto que mientras los niños y las niñas esperaban su turno de visita, hicieron dibujos en el pasillo y se los regalaron a las doctoras Ferrer y Dolader.

Ahora el proyecto Cors Valents en el Sáhara Occidental continúa con la busca de plaza en los pisos de acogida que ya existen en el estado español para las niñas y niños del Sáhara Occidental; y con el acompañamiento en los trámites para conseguir el visado que les permita viajar por motivos de salud, a través del departamento de evacuación del Ministerio de Sanidad del Frente Polisario. Una vez las familias estén aquí, desde la Fundación CorAvant les daremos apoyo psicosocial, contando siempre con la colaboración de voluntarios y voluntarias que hablen su idioma.

La idea es ir a los campamentos de refugiados del Sáhara Occidental una vez al año para poder hacer controles y diagnósticos con más precisión. Y, si puede ser, ir más días, puesto que esta vez solo pudimos estar cinco a causa de los pocos vuelos que hay. Y también nos gustaría que los profesionales médicos pudieran desplazarse a más campamentos internos de refugiados.

Con este proyecto queremos disminuir la mortalidad infantil en el Sáhara Occidental, sobre todo por cardiopatía; y también queremos aumentar la calidad de vida de los niños y las niñas procurándolos una mejor solución quirúrgica y farmacológica a su situación inicial.

Desde el equipo de la Fundación CorAvant queremos dar las gracias a la Dra. Queralt Ferrer y a la Dra. Paola Dolader por su predisposición y la tarea cumplida; y a todo el equipo de cardiología pediátrica del Hospital Vall d’Hebrón para hacer posible que ellas pudieran desplazarse hasta el Sáhara Occidental.